Vivir es fácil con los ojos cerrados

Cines Conde Duque. (@BeaPedraza)

Este martes pude disfrutar del preestreno de la última película dirigida por David Trueba en los cines Conde Duque, en Madrid. Desde Quevedo hasta que llegué a la Calle santa Engracia me crucé con gente, mucha gente haciendo cola para disfrutar de las pelis que están en cartelera. Me emocionó ver el cartel de “entradas agotadas” porque sinceramente, creo que nos encanta el cine, lo que no nos gusta  y en ocasiones no nos podemos permitir es su precio.  Pero bueno, esto es algo que se merece un post completo. Me lo reservo para otro día.

“Living is easy with eyes closed”, es uno de los versos que se pueden encontrar en la exitosa canción de los Beatles, Strawberry fields forever, compuesta por John Lennon cuando estaba en Almería rodando a las órdenes de Richard Lester la película antibelicista “Cómo gané la guerra”. 

La película narra la historia de Antonio (Javier Cámara), un profesor albaceteño que utiliza las canciones de The Beatles para enseñar inglés a sus jóvenes alumnos. Al enterarse de que John Lennon está en Almería rodando una película, no duda en coger su Seat 850 y viajar hasta allí para conocerle y hacerle una petición. En su ruta, recoge a Belén (Natalia de Molina), una joven de 21 embarazada que quiere regresar a Málaga y a Juanjo (Francesc Colomer), un chico de 16 años que se ha fugado de casa. Antonio viaja para conseguir un sueño, Belén y Juanjo huyen en busca de libertad y los tres se encontrarán a sí mismos.

Antes de comenzar la película, la actriz Natalia de Molina quería que al verla sintiéramos cosas por dentro, no supo explicarlo mejor. El público rió, entre otras cosas, por la puntilla de humor que durante toda la presentación puso Javier Cámara. Tras ver el film entiendes perfectamente a qué se refería:  “Vivir es fácil con los ojos cerrados” es una historia entrañable, llena de optimismo y con unos personajes que emocionan.

A mi parecer le falta fuerza a la trama, algo más de acción, pero es probable que entonces no provocara esa sensación de ternura que se ve acentuada por el hecho de que cuente la historia real de Juan Carrión.

Es una película con un guión muy fresco y perfectamente cuidado, capaz de hacerte reír y reflexionar a partes iguales.

Me gustaría destacar también la intachable actuación de Javier Cámara, al que ya todos conocemos, pero sobre todo la de Natalia de Molina, que para mí ha sido todo un descubrimiento. Es verdad, que me recuerda mucho a una actriz ya promesa consolidada y eso no se si es bueno o malo, pero me da que a partir de ahora la vamos a ver mucho más. Por su parte, Javier Cámara consigue caerte bien desde el primer momento, y no me refiero a la presentación, en la que ya nos arrancó las primeras carcajadas, sino a Antonio, su personaje, un profesor divertido, espontáneo, afable y carismático al que acabas viendo como un padrazo.

Me quedo con el optimismo que transmite esta película. Nos enseña a no tener miedo y a perseguir nuestros sueños por imposibles que parezcan. Parafraseando al magnífico profesor Antonio, “siempre hay alguien que tiene que encender el sol”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s